F.A.Q.'s

La respuesta a alguna de tus preguntas

Si no soy la mejor opción para ti, simplemente te lo diré.

Aquí no solo basta con que me elijas tú a mí, yo también decidiré si eres el mejor cliente para mí teniendo en cuenta tus necesidades y expectativas. Aunque te adelanto: en el caso de que busques  diagnóstico, un plan personalizado de cualquier tipo, cualquier terapia o pseudo-terapia, magia, más de lo mismo que ofrece todo el mundo, las palabras exactas que deseas escuchar, soluciones milagrosas, un refugio eterno para evitar enfrentarte en solitario a la realidad o etc… ¡No somos la pareja perfecta, lo siento!

Como lector/a, eres bienvenido/a. Aunque supongo que haremos mejores migas si lo que buscas es enriquecerte y aprender cosas de forma sencilla, sin muchas palabras raras y sin más pretensión ni ilusión que la de leer sobre lo que he aprendido, lo que ha funcionado a mis clientes y/o lo que me funciona a mí (me dirijo a personas “de a pie”, no a otros profesionales).

Lo estuve, para mí era importante que mis clientes vieran que hay asociaciones y entes certificados que avalaban mis estudios o mi actividad profesional pero… ¿Te has fijado que hablo en pasado? Eso es porque ya no estoy afiliada a nada ni nadie, básicamente porque un día me di cuenta de que dicho “reconocimiento” no se basa en las aptitudes profesionales de sus miembros o socios sino en la capacidad de hacer frente sus cuotas. Y sí, lo que digo es que ciertos avales lo único que demuestran es que tienes solvencia (no incluyo, en este caso, los Colegios Profesionales que tan necesarios son).

Desde mi punto de vista, encontrarme dentro de un Trastorno del Espectro Autista a ti no te afecta ni condiciona negativamente de ninguna forma. Es cierto que puedo ser una persona “diferente”, peculiar, imprevisible o capaz de ver o decirte cosas con la franqueza que quizás otros no tendrían pero para mí no es más que un valor añadido.

Puedes leer los testimonios de algunos de mis clientes aquí o aquí, preguntarles directamente por redes sociales cuando veas que interaccionan conmigo… Porque sí, te dirán que soy muy retadora, que nunca saben por dónde les voy a salir pero que absolutamente siempre tengo un nuevo punto de vista que ofrecer, algún nuevo dato que aportar o la capacidad de sostener y enriquecer hasta lo que parece insostenible y perdido.

Se habla mucho de “lo vocacional” y supongo que esa podría ser mi respuesta si no fuera porque mi propia vehemencia me empuja a tener siempre mil inclinaciones, focos de interés o vocaciones. Y yo, por supuesto, se lo permito (no creo en eso de que “quien mucho abarca, poco aprieta”).

Es cierto que llevo más de 50.000€ de inversión creciente en estudiar aquí y allá para ayudarme a mí misma y ayudar a cualquier persona que se cruce en mi camino aunque tengo que reconocer que elegí dedicarme a lo que hago actualmente para sacar partido a muchos retos personales superados, para poder decirme “tanto sufrimiento ha valido la pena” (o ha valido la alegría a otra persona). Y sí, quizás suene egoísta pero más egoísta sería ocultarte mi verdadera misión por venderte una historia que te gustara más.

Además, trabajar desde casa y tener casa donde quiera gracias a las posibilidades del 2.0 me permite desarrollarme personal y profesionalmente sin las limitaciones que puede suponer algunas veces estar afectada por una enfermedad rara y por Asperger.

Muchas personas me dicen: “toda una pena que una profesional como tú no pueda estar trabajando donde quiera o aspirando a más”. ¡Cuidado! Poder, podría. Este camino lo he elegido yo libremente y, por duro que sea a veces, es el que más se adapta a la libertad que necesito y al estilo de vida que quiero llevar.

Es una pregunta que toda persona que me conoce me termina haciendo tarde o temprano… Efectivamente, me llamo Raquel Cabalga Granizo, no se trata de ningún pseudónimo ni “nombre artístico”. Sé que no son apellidos muy comunes pero son los míos y lo de trabajar con caballos tan solo es una bonita coincidencia.

¿La verdad? Es porque no hay semana que no me llegue alguna solicitud de trabajo, propuesta de colaboración o mensaje desesperado de ayuda gratuita. Sin embargo, no tengo ni el tiempo ni los medios económicos para poder dar trabajo a todas las personas que lo solicitan. De ahí que se me ocurriera crear un Programa de Afiliados.

De esta forma tú y yo podemos crear una sinergia ganadora para ambas partes: tú consigues ese trabajo o dinero extra que necesitas y yo logro mayor visibilidad o conversión gracias a tu labor.

Eso depende de cuánto tiempo, pasión o creatividad le dediques… Lo digo porque he visto a personas dedicando 8 horas diarias a mover y recomendar contenidos y productos sin obtener resultado alguno mientras que otras, moviéndose por los lugares adecuados y de forma creativa están logrando mayor beneficio con 20 minutos de trabajo al día.

Por lo pronto, te adelanto que podrás ganar 5€ por cada venta que se realice desde tus enlaces o código. Así pues, si cada mes llegan de tu parte 3 personas ganarás 15€, si llegan 200 ganarás 1.000€. ¡Es muy fácil de calcular y controlar (tu panel de afiliado te muestra todos los detalles)!

Ser Embajador/a supone algo más que ser afiliado/a… Supone conocer mi historia, mi trabajo y mis productos para poder darlos a conocer y/o recomendarlos con total sinceridad y transparencia. 

No hablamos de vender a cualquier precio, el engaño y el spam no serán permitidos.

Toda la información que escribo por y para ti en esta web tiene por objetivo hacerte reflexionar, tomar conciencia o enseñarte algo. Sin embargo, bajo ninguna circunstancia sustituye ni pretende sustituir la consulta o consejo de ningún tipo de profesional sanitario (facultativo médico, farmacéutico, D-N, psicólogo, psiquiatra, etc).

En los últimos 13 años he estudiado muchas cosas y he aprendido otras tantas… Lo que antes “iba a misa” para mí hoy resulta que ha sido descartado por un estudio o por mis nuevos conocimientos o, al contrario, se ha erigido con más fuerza por mi propia experiencia personal y laboral. Con ello quiero decir que puedo equivocarme o cambiar de opinión, más mi compromiso aquí es divulgar información interesante, actualizada y veraz de forma sencilla y cercana para contribuir de forma segura a la mejora de tu día a día.

Esta página web no tiene doble rasero, lo que ves es lo que hay (puedes consultar la Política de Privacidad y Cookies aquí) y para mí es primordial que la navegación sea agradable y segura. Es por eso que la web siempre está en un proceso de mejora continua y que pongo a tu disposición un sistema de pago seguro para que puedas realizar tus compras con mayor tranquilidad.

Sin rodeos y con toda mi honestidad… Esta página web pretende cumplir dos cometidos muy sencillos: educar/ayudar y pagar las facturas (las mías, claro está) a final de mes.

Sobre 2006 escribía solo por amor a escribir, por expresar lo que iba aprendiendo, sin ser muy consciente de quién me leería ni si sería de utilidad para alguien. En efecto, parecía que lo era y por ello en 2012 además de escribir para divulgar empecé a ofrecer talleres y consultas gratuitas ocupando la totalidad de mi tiempo en ello. Fue una aventura tan enriquecedora que me llevó a seguir formándome, a colaborar con distintos medios de comunicación internacionales, a darme cuenta de que lo que siempre me había apasionado no tenía por qué quedarse anclado en la categoría de hobby. Seguí formándome, cambié de rumbo profesional y desde 2013 solo me dedico a escribir, atender a mis clientes y seguir estudiando.

La persona responsable soy yo misma, Raquel Cabalga Granizo con DNI 40448684X y domicilio fiscal en Santa Cruz de Tenerife. Me encargo del diseño y la actualización de la página web así como de la elección y redacción de los artículos que se publican en el blog y de la realización de los recursos descargables que están a la venta. Sé libre de consultar el Aviso Legal para obtener más información o de escribirme desde la página de contacto.

¡Claro que si! Puedes comprar usando tu cuenta de PayPal o introduciendo los datos de tu tarjeta de crédito o débito sin necesidad de registrarte.

Cuando se te dirija a la pasarela de pago de PayPal verás esta imagen y podrás decidir cómo pagas

En las Condiciones Generales de Venta se especifica que no se permiten devoluciones por dos motivos muy simples:

  • Todos los recursos son descargables de forma instantánea de modo que eso podría generar una “trampa” importante: lo descargo, lo veo/leo/copio y luego que me devuelvan el dinero. Seguramente tú no lo harías pero hay gente que sí… Y piénsalo bien, ¿cuándo vas al cine pagas al entrar y cuando sales de la sala, te haya gustado más o menos la película, puedes exigir que te devuelvan lo que pagaste?
  • Estoy tan segura de que vas a sacarle provecho a tu compra que no pienso en las devoluciones, de hecho, nunca me han solicitado una (eso sí, si no quedas satisfecho/a dímelo cuanto antes y veremos qué es lo que ha sucedido para ponerle remedio).

Agradecería mucho que no compartas de forma pública ni en petit comité los recursos que compres en esta página web o los que encuentres de forma exclusiva al suscribirte en el CLUB Nutrición para la Vida. ¿Que por qué? Es simple, vivo de eso (es mi trabajo) y necesito llenar la nevera al igual que tú…

Entiendo que la economía no está para mucho gasto pero es precisamente por eso que los recursos de pago que vendo son tan asequibles. Además… ¡Escribo mucho para ti en el blog y en las redes sociales y eso también son recursos muy valiosos que pueden ayudarte (totalmente gratuitos y que puedes compartir tantas veces como quieras)!

Si encuentras cualquier error tanto en el proceso de compra como en la descarga del producto que has adquirido… ¡Ni te preocupes! Escríbeme cuanto antes explicándome qué ha pasado y dándome tantos detalles como puedas; yo te responderé antes de 24 horas laborables para echarte una mano u ofrecerte una solución.

Estoy abierta a colaborar con otros bloggers, sobre todo pensando en la posibilidad de enriquecer a mis lectores y clientes con otros puntos de vista, experiencias o campos de conocimiento. Pese a esto, he tenido muy malas experiencias en las cuales no ha habido sinergia ganadora para ambas partes (hasta el día de hoy siempre he salido perdiendo yo) y por ello en adelante voy a ser muy cuidadosa en la selección de propuestas, teniendo en cuenta: que no se me haga el ofrecimiento únicamente para autopromoción, que exista previamente una relación de interacción en medios sociales y que dicha persona posea formación y experiencia que respalden sus artículos.

No, no trabajo para ninguna marca ni me patrocina nadie. Es posible que alguna vez participe o colabore en alguna campaña o evento de marca que me interese pero bajo ninguna circunstancia mis intereses personales o económicos estarán por delante de los tuyos de modo que todo lo que escribo o recomiendo lo hago de forma libre, sin coacciones ni indicaciones fijadas por terceras partes. El espacio en mi página web o mis redes sociales puede tener un precio (más allá de lo económico, tiene que demostrar un beneficio para mí y para ti) pero mi opinión no está en venta.

La verdad es que yo no gano nada, lo ganan las causas solidarias con las que tú mismo/a decides colaborar.

Si te explico con quién colaboro o hay tantas opciones para colaborar de forma altruista desde mi página web es porque realmente creo que llegar a tanta gente tiene que ir más allá de mi propio beneficio (y del tuyo, claro está). Me gustaría poder apoyar a más causas pero, sinceramente, en este momento no puedo hacer mayores esfuerzos económicos de modo que tengo la sensación de que invitándote a colaborar a ti aunamos fuerzas y somos un apoyo extra para esa asociación o entidad que necesita respaldo para mantenerse y seguir realizando su labor.

Además, fíjate en algo: las opciones que te propongo son realmente accesibles… ¿Aún no conoces Helpfreely? Entonces te interesará registrarte para empezar a recaudar fondos de forma gratuita para tus causas solidarias favoritas. ¡Y solo por hacer tus compras online habituales!